[ Cerrar ]

¿Y la austeridad en la nueva clase política?


Publicado el 8 de Octubre del 2018 9:16 a.m. EDITORIALEDITORIAL



Con una ceremonia ostentosa, bajo un cielo de 19 mil rosas blancas y con el testigo de honor de lujo, el mismísimo Presidente Electo del país Andrés Manuel López Obrador se llevó a cabo el primer evento en sociedad donde participan los integrantes de la nueva clase política.
La boda de su más cercano colaborador y quién a partir del 1 de diciembre será nombrado como coordinador General de Política y Gobierno de la Presidencia de la República, César Yáñez, quién durante todo este tiempo le ha servido de vocero ante el pueblo.

Durante la celebración hubo excesos y frivolidades, un menú que constaba en todos sus tiempos de langosta, la decoración de flores y arreglos naturales y un sin fin de detalles ostentosos, presenciar la boda de Yáñez y su ahora esposa Dulce Silva era algo así como estar en la boda de el Principe Harry y Meghan Markle.
¡Qué incongruencia!, tanto que los integrantes de Morena gritaban feroces que se debían a los pobres, se enorgullecían al decir que por fin llegarían los pobres a Palacio Nacional, que no eran frívolos como los que han gobernado con anterioridad, juraron que son gente del pueblo, y ahora hacen gala de lo que tanto reprochan, son portada de una de las revistas sociales más notables en el país, la revista "Hola" y ahora se codean entre sus páginas con la más alta sociedad, reyes y duques.
¡Ah!, pero eso sí, al pueblo le dicen que el país está en bancarrota mientras organizan una fiesta digna de la nobleza.
Todavía no han tomado el poder y ya se comportan como esa minoría de la que son enemigos.
Si bien es cierto Yáñez no ha tomado su cargo, por lo tanto debió haberlo realizado con recursos propios, sin embargo, están dando una muestra de lo que pudieran hacer al llegar al poder, de la falta de congruencia, no puedes decirle al pueblo que eres igual que ellos, cuando los mexicanos ni en sus más grandes sueños tienen una boda como la del señor, donde lo que les preocupa es si habrá dinero para llevar de comer a sus familias y no precisamente el color de las miles de rosas que le servirán de cielo durante su enlace nupcial.
Con esto queda la duda de si serán capaces los nuevos funcionarios públicos de seguir las reglas de austeridad que impone López Obrador, o si será él quién continúe viviendo su propia ley, sin que sus acompañantes lo hagan.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.